.

EL PROBLEMA

Los retos…

 

Family All Together At Christmas Dinner

images

La industria de la alimentación es enorme y sus ventas mundiales superan los miles billones de dólares. De hecho, para alimentar a los 7,3 mil millones de personas en la tierra actualmente, primero tenemos que alimentar a miles de millones de animales de granja para la carne, leche y huevos. Se trata principalmente de ganado vacuno, ovejas, cerdos y aves de corral. A esta cifra se añaden miles de millones de peces de cultivo, animales en zoológicos y tiendas de mascotas, así como miles de millones de animales domésticos. El análisis muestra que esta industria está creciendo más rápido que la populación en general. Pero esta realidad oculta un problema que se intensifica año tras año: el suministro de proteínas esenciales para el ganado.

Recordemos que la alimentación animal es principalmente de origen vegetal. Cereales y forrajes constituyen el combustible de los criaderos, responsables del aporte de la mayoría de los nutrientes. Sin embargo, para los animales mono gástricos tales como los pollos, salmones y los cerdos, un aporte en  proteínas esenciales es necesario para apoyar su crecimiento y mantener la salud del ganado.

La soja, sémola y las harinas animales son las principales fuentes de proteínas esenciales adicionales de los criaderos. Este mercado representa el 10% del mercado total de la alimentación animal, es decir, más de cien billones de dólares anuales. Las proteínas animales, particularmente ricas en aminoácidos esenciales, proporcionan todos los ingredientes necesarios para un crecimiento sano. En los criaderos, su uso es eficaz o incluso inevitable. Esta demanda de alimentos se duplicará en los próximos 15 años, frente a un grupo demográfico y un nivel de vida creciente.

 

004

 

Antes del 2001

002

001

Todos los animales, incluyendo los humanos, rumiantes, aves, peces e insectos necesitan de aminoácidos esenciales. Constituidos de proteínas, son los materiales del cuerpo. Estos aminoácidos esenciales sólo pueden ser obtenidos por el consumo de una dieta variada de verduras o el consumo regular de proteínas animales los cuales son muy ricos.

Antes de 2001, esta necesidad de proteínas esenciales para los criaderos era en gran parte colmado por la industria del reciclaje: carne de recuperación transformada industrialmente en harina animal. Estas no eran, sin duda, ni éticas ni ideales en un principio.

En 2001, sin embargo, la encefalopatía espongiforme bovina, o “la enfermedad de la vaca loca”, se manifestó entonces en las granjas. Esta se propagaba por las harinas animales insalubres transformadas por la industria del reciclaje y que contenían proteínas defectuosas (priones) de animales enfermos. Millones de animales fueron infectados y sacrificados. Desde entonces, estas harinas están prohibidas y se utilizan prácticamente solo harinas de pescado para el suministro de proteína animal para los criaderos.

interdiction-des-farines-animales-en-francevache2

MAD COW DESEASE BSE

 

Actualmente

Aquaculture

Omega3

Alrededor de 40 millones de toneladas de pescado al año, sea el 37% de la captura en el mar, es la pesca industrial: pescados procesados en harina y aceite. Se utilizan principalmente para alimentar los salmones, pollos y cerdos de la cadena alimenticia post-industrial. Inicialmente, esta pesquería era transitoria y poco importante. Sin embargo, esta actividad se ha convertido en insostenible para las especies involucradas y sus depredadores naturales.

La piscicultura, en particular, que anunciaba ser una panacea en sus principios. Tras el agotamiento observado y medido de los océanos, pudimos considerar, al igual que con el criadero tradicional, de complementar a las ausencias de recursos silvestres con la siembra y el engorde de peces domesticados. Sin embargo, con la excepción del tilapia, carpa y otras especies omnívoras, la mayoría de los peces de criadero entre los más populares, tales como el salmón, el atún y la trucha son carnívoros. Además, sus preciosos ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 los hace que sean muy beneficiosos para la salud y particularmente codiciados. Ellos necesitan proteínas animales y lípidos de calidad sin compromisos para favorecer el crecimiento y mantener sus ventajas nutricionales.

pesca

_dessin-surpeche

Pesca excesiva y contaminación

FAO-Peches

Perou01

 

Resulta que la pesca industrial agota los océanos y compromete abusivamente la biodiversidad. Las especies pelágicas más populares son las sardinas, anchoas, arenque, capelán y otros especímenes que no solamente satisfacen naturalmente las necesidades alimentarias de una fauna marina y aérea dependiente, si no que a las del hombre. Ahora, incluso las especies abisales muy poco fértiles, están en peligro debido a la cantidad creciente de barcos modernos y de la tecnología de rastreo de peces. En resumen, antes ya agotábamos de los océanos para alimentar a los humanos, pero ahora se están agotando mucho más para alimentar los peces y otros animales de criadero. En 2014, era el 37% de las capturas de peces que eran transformadas en harina y aceite de pescado y esta va en aumento. Este aprovisionamiento no natural está en crecimiento y no hay otra alternativa renovable que se ofrece actualmente.

Otro gran inconveniente: la harina de pescado contiene residuos de contaminantes cancerígenos. Sea o no sea causada por las actividades humanas, minerales y productos químicos, como el plomo, el arsénico, el cadmio, el mercurio, las hormonas, PCP, petróleo, plásticos y otros productos químicos se encuentran en grandes cantidades en los océanos y contaminan fatalmente la carne de los pescados. Los organismos de inspección de los países occidentales también recomiendan ciertos alimentos a las mujeres embarazadas y los niños, para limitar el consumo de ciertos pescados grasos de una vez o dos veces al mes. Por lo tanto, la ingestión diaria de estas harinas de pescado por los animales de criaderos acumulan estos contaminantes cancerígenos en la carne y la grasa de los animales que nosotros después comemos.

Por último, la progresiva escasez y el costo de transporte empujan hacia arriba el precio de la carne, los huevos y la leche. Este es el efecto perverso de la utilización de un recurso decreciente para alimentar una industria en crecimiento. Es imperativo que una nueva fuente de proteínas esenciales seguras y sostenibles sea identificada.

 

18082_349x266_72_DPI_0

 

pictogram-ghs-pollution

Agricultura y medio ambiente

agriculteur01

pollution02

recolte

La agricultura constituye la principal utilización de las tierras por los humanos. Los pastos y cultivos representan más del 37% de la superficie terrestre. Más de dos tercios del consumo humano de agua son utilizados para la agricultura. Los cultivos y el ganado, en particular, tienen un profundo efecto en el medio ambiente en general. Estas son las principales causas de la contaminación del agua por nitratos, fosfatos y pesticidas. También son las principales fuentes antropogénicas de gases de efecto invernadero – metano y óxido nitroso – y contribuyen en gran parte a otros tipos de contaminación del aire y el agua. El alcance y los métodos de la agricultura, la silvicultura y la pesca son las principales causas de pérdida de biodiversidad en todo el mundo. Los costos externos de estos tres sectores son considerables.

La agricultura perjudica también su propio futuro a través de la degradación del suelo, la salinización, la extracción excesiva de agua, y la reducción de la diversidad genética de los cultivos y el ganado. Las consecuencias a largo plazo de estos procesos son difíciles de cuantificar. También es una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero. Ella libera grandes cantidades de dióxido de carbono durante la combustión de la biomasa, especialmente en áreas de deforestación y de incendios de pastizales.

La agricultura también es responsable de casi la mitad de las emisiones de metano. Aunque el metano pasa menos tiempo en la atmósfera que el dióxido de carbono, su poder de calentamiento es 21 veces más fuerte, y por lo tanto este representa un importante factor a corto plazo en el calentamiento global. Sus emisiones antropogénicas anuales actualmente totalizan aproximadamente 540 millones de toneladas y aumentan de un 5% por año. La ganadería a ella sola causa una cuarta parte de las emisiones de metano, debido a la fermentación intestinal y la descomposición de los excrementos. Con el aumento de la cuantidad de animales y la creciente industrialización de la ganadería, se estima que la producción de estiércol crecerá en un 60% en 2030. Las emisiones de metano causadas por el ganado aumentaran probablemente en la misma proporción.

La seguridad alimentaria de la población en general y particularmente en los países pobres, podría sufrir por el cambio climático. En el horizonte del 2030, todavía habrá cientos de millones de humanos desnutridos o al límite. Ellos serán particularmente vulnerables a la perturbación de sus ingresos o de su disponibilidad a los alimentos debido a las malas cosechas o por eventos extremos como sequías o inundaciones.
Métodos de producción más duraderos y sostenibles mitigarían los impactos negativos de la agricultura sobre el medio ambiente. En algunos casos, la agricultura podría resolver estos problemas a través de un mejor uso de la biomasa, el almacenamiento de carbono en el suelo, fervorizando la infiltración del agua, la conservación del paisaje rural y la biodiversidad. De hecho, el reciclaje de ciertas biomasas agrícolas en nutrientes y fertilizantes sería un paso elocuente hacia la seguridad alimentaria y una lucha contra el cambio climático.
En resumen, la seguridad alimentaria y la biodiversidad están amenazadas. Sin embargo, existe una solución natural y duradera a este desequilibrio estructural profundo en la cadena alimentaria humana: un nuevo paradigma es necesario.

2991140329

899242-1063930

vache1